Fármacos en el agua: un problema que no debe hundirse

Dentro del ciclo de conferencias organizado por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Extremadura con motivo de la festividad de San Alberto Magno, se presentó la Dra. Julia Culzoni con su ponencia “¿Por qué desarrollar nuevas estrategias para el análisis de fármacos?”.

Esta joven investigadora Argentina que realiza una estancia enmarcada  en una colaboración entre  el departamento de química analítica de la UEx y la universidad del Litoral de la provincia de Santa Fé, considera varios campos importantes para su aplicación, pero destaca sobre los demás a los contaminantes emergentes presentes en el agua. Ésta problemática poco oída, pero muy importante debido a que éstos contaminantes no son nuevos,  genera que la  comunidad científica muestre su preocupación debido a su constante crecimiento ya que en su mayoría son tóxicos.

Pero, ¿Qué contaminantes emergentes se buscan en el agua? “Principalmente se buscan fármacos, pero también se los localiza en  los productos de higiene personal y en los pesticidas. Todo va al agua y es absorbido por los peces que luego consumimos”

Y cita un estudio que revela que en Alemania en 2001 se consumieron 836 toneladas de aspirina o 632 de paracetamol

Los fármacos usados habitualmente  son eliminados pero sin metabolizar por lo que se mantienen en el agua ya que las plantas depuradoras aún no están preparadas para eliminarlos. Y añade que “los hospitales y las industrias son los máximos contaminantes en este sentido”.

Consultada sobre los desafíos a los que se enfrentan los investigadores, enfatiza en que realizar estudios toxicológicos y de riesgo ambiental, mejorar los sistemas de depuración de las plantas de tratamiento y adecuar los métodos para poder minimizarlos para luego llegar a eliminarlos es el reto de éstos.

Cómo se hace actualmente? Actualmente esto se realiza a través de estudios que permitan separar los componentes farmatológicos, pero la innovación llega con la Quimiometría, que de la mano de la matemática, la estadística y la lógica formal extrae la información realmente interesante para ser investigada, logrando extraer la máxima información química de los datos analizados sin necesidad de separarlos previamente en un laboratorio; de esta forma se simplificará el trabajo experimental traduciéndolo en reducción de costos e impacto ambiental.

De todas formas,  subraya  que actualmente para aplicar la quimiometría sería necesaria más  investigación, y  aunque falte formación, el potencial es muy grande y  dentro de poco tiempo serán grandes los avances.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: