El 60% de las instalaciones minihidráulicas extremeñas está fuera de servicio

Investigaciones de la UEx evidencian que la recuperación de estas plantas supone una alternativa sostenible para la producción de energía

 El Grupo de Investigación en Energía del Área de Máquinas y Motores Térmicos de la Universidad de Extremadura, ENERMYT, coordinado por el profesor de la Escuela de Ingenierías Industriales, Sebastián Rojas, ha permitido radiografiar el panorama energético del sector minihidráulico extremeño.

Entre los resultados que se desprenden del estudio destaca el elevado número de instalaciones de esta tipología en desuso en la región. Sus investigaciones han desvelado que del total de 40 minicentrales hidroeléctricas encontradas y catalogadas en Extremadura, más de 25 de ellas están fuera de servicio y muchas de ellas además en situación de deterioro. Esta cifra supone más del 60 por ciento del tejido minihidráulico total y los investigadores de la UEx apuntan al desarrollo de la red de transporte de energía y construcción de centrales de mayor potencia como la razón por la que han quedado relegadas estas antiguas fábricas de luz.

Uno de los mayores óbices del rastreo realizado ha sido hallar las infraestructuras abandonadas. Como han indicado los propios responsables de este trabajo en muchos casos para ubicar estas plantas se ha precisado de visitas a través de la información de particulares que “tenían ciertas referencias directas o indirectas de su existencia”.

Fotografía instalaciones minihidraúlicas

Precisamente, ha sido a través de entrevistas en ayuntamientos y núcleos rurales así como a posteriores inspecciones realizadas, cómo los expertos de la UEx han observado que estas instalaciones poseen estados de conservación muy diversos. “Nos hemos encontrado que hay algunas en las que prácticamente solo es necesario la automatización de la central, ciertas en las que existen elementos susceptibles de recuperar como pueden ser el azud, el canal de derivación, la turbina, y otras totalmente abandonadas sin elementos posibles para recuperar”, ha subrayado Teresa Miranda, Doctora Ingeniera Industrial y componente de este equipo.

Además, una vez concluidos los trabajos de inspección y campo, la amplia información recabada ha sido condensada en una base de datos de enorme utilidad a la hora de extraer datos o realizar informes, por ejemplo. De hecho, hasta el momento en el que se iniciaron los trabajos, no existía una información completa y fidedigna de los aprovechamientos hidroeléctricos. Como ha matizado el responsable del Grupo ENERMYT, Sebastián Rojas, antes del estudio “se daba la circunstancia de que en el registro de instalaciones en régimen especial sólo aparecían reflejadas cuatro instalaciones minihidráulicas, una en la provincia de Badajoz y tres en la de Cáceres”.

El trabajo del grupo ENERMYT no se limitó al mero inventario, sino que la metodología desarrollada se ha aplicado al estudio de viabilidad de la recuperación de algunas de las instalaciones fuera de servicio localizadas, que hasta la fecha no han sido materializados. Irene Montero, doctora en el grupo ENERMYT, ha señalado que uno de los problemas para llevar a cabo los proyectos radica en la dificultad de obtención de los permisos necesarios para su tramitación. A su juicio, el apoyo de las Administraciones contribuiría de forma substancial al desarrollo del sector minihidráulico en Extremadura.

“Ya que las instalaciones fuera de servicio, en ocasiones originan un impacto medioambiental, algunas podrían recuperarse para la obtención de energía, y otras utilizarse como reclamo turístico y medio para recuperar la memoria del agua; al fin y al cabo son cultura y están unidas a la historia de nuestros pueblos ”, ha reivindicado el Dr. Rojas.

El estudio “Situación, evaluación y recuperación de minicentrales en Extremadura” realizado en cooperación con la Diputación de Cáceres y la Agencia Extremeña de la Energía arrancó en el año 2004 y desde entonces según señalan los investigadores continúan inmersos en estos trabajos.

Esta investigación está en línea con los objetivos de la iniciativa del Campus de Excelencia Internacional (CEI) HIDRANATURA, sobre Gestión Eficiente de Recursos Hidronaturales. HIDRANATURA,tiene la vocación de situar a la Universidad de Extremadura entre las mejores universidades de Europa en el plazo de cinco años. Trabajos como este contribuyen a la consolidación de una investigación científica excelente y multidisciplinar en el ámbito del agua y crea alianzas estratégicas para conseguir la excelencia y relevancia internacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: