“Del hueso al ADN”, conferencia de Mariano Casado

El método de investigación del inspector Colombo se apoya también en las técnicas de identificación

El método de investigación del inspector Colombo se apoya también en las técnicas de identificación

Este jueves, 6 de noviembre, a las 19 horas, el profesor de Medicina Legal de la Universidad de Extremadura, Mariano Casado, inaugura el programa del mes de noviembre en el espacio Ámbito Cultural. A través de su charla titulada “Del hueso al ADN“, Mariano Casado realizará un repaso por los principales métodos de identificación criminológicos utilizados y su evolución a lo largo de la historia.

La entrada es gratuita, pero debido al aforo limitado se ruega inscripción previa llamando al teléfono 924 21 33 15 o enviando un e-mail a ambitoculturalbadajoz@elcorteingles.es. La sala de Ámbito Cultural está situada en la 6º planta del centro Corte Inglés en Badajoz.

Asimismo, les adelantamos que la conferencia del mes de diciembre, promovida desde la UEx, correrá a cargo de la vicerrectora María Isabel López y será el 22 de diciembre. La charla, titulada “Juan Ramón Jiménez y Lorca: dos miradas a la Navidad”, abordará la visión de cada autor sobre la Navidad. En Platero y yo, Juan Ramón Jiménez recrea los paisajes invernales del sur peninsular tocados por el espíritu navideño. Su visión contrasta con la de un Lorca desgarrado que se enfrenta a la Navidad en una tierra extraña, Nueva York.

AGENDA NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2014 final

La Universidad de Extremadura, a través de la Fundación Universidad Sociedad y el Servicio de Difusión de la Cultura Científica, colabora en este espacio de agenda cultural promovido por el Corte Inglés: www.ambitocultural.es

La curiosidad por la ciencia y la tecnología llena los campus de Badajoz y Cáceres

Unas 3.500 personas participaron, el pasado viernes, de las actividades previstas por la UEx para conmemorar la Noche Europea de los investigadores

Construir una radio sin pilas, lanzar un cohete, cocinar un huevo frito a partir de nitrógeno líquido a menos 195 grados, conocer el contenido de las partículas de aire que respiramos, los microorganismos presentes en una gota de agua, la vida que alberga un charco o atrapar nuestro ADN o el sonido en el laboratorio de acústica de la UEx. Estas fueron sólo algunas de las actividades de las que pudieron disfrutar, y ser partícipes, los ciudadanos que se acercaron a la “Noche Europea de los Investigadores” organizada por la Universidad de Extremadura.

20140926_192728

El pasado viernes los campus de Badajoz y de Cáceres se llenaron de curiosos de todas las edades con ganas de aprender la labor investigadora desarrollada por los científicos de la Universidad de Extremadura. Aproximadamente, unas 3.500 personas, de todas las edades, se acercaron hasta las instalaciones de la UEx para participar en la gran fiesta europea de la cultura científica y tecnológica.

Así, durante toda la tarde-noche del pasado 26 de septiembre,  los espacios universitarios de Badajoz y Cáceres se convirtieron en un ir y venir de jóvenes, y mayores, ávidos de conocer más acerca de la ciencia y la tecnología que se hace en Extremadura y dispuestos a participar de las cerca de del centenar de talleres preparados para la gran cita de la divulgación científica por más ce
03rca de medio millar de profesores y alumnos .

De hecho, desde primera hora de la tarde decenas de familias deambulaban por los campus para no quedarse sin entrar en aquellas actividades que, por su limitado aforo, requerían la retirada de ticket en las taquillas instaladas en las puertas de edificios como Química o Politécnica. Además, y pese a que el cierre estaba previsto para las 23.00 horas, muchos profesores ampliaron hasta cerca de la medianoche el desarrollo de sus experimentos para que nadie se marchara sin disfrutar de su propuesta.

En la edición de 2014 han participado de la Noche Europea de los Investigadores las Facultades de Ciencias, Educación, Escuela de Ingenierías Agrarias e Industriales, Filosofía y Letras, Deporte, Veterinaria, Politécnica y Formación del Profesorado. Como en años anteriores también se sumaron a la iniciativa el Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón (CCMI).      y Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La Noche Europea de los Investigadores está enmarcada dentro del programa de I+D Horizonte 2020 de la Comisión Europea. Su objetivo es promover y popularizar las carreras científicas a la vez que dar a conocer a los científicos y su trabajo.

01

El rector de la UEx fue el encargado de inaugurar la actividad. En su discurso oficial Segundo Píriz, acompañado de la Secretaria General de Ciencia y Tecnología,  María Guardiola y teniente de alcalde del Ayuntamiento cacereño, Pedro Muriel, resaltó el papel activo de la universidad española en la sociedad y destacó la importancia de actividades de divulgación como la Noche “a la hora de potenciar las vocaciones científicas”. En Badajoz, el acto de apertura corrió a cargo del Vicerrector de Investigación, Transferencia e Innovación, Manuel Adolfo González; el director del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), Germán Puebla y el primer teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Badajoz, Alberto Astorga.

El proyecto de la UEx, impulsado desde el Vicerrectorado de Investigación, Transferencia e Innovación y diseñado en línea con los objetivos de la Estrategia Regional para la Especialización Inteligente y la planificación del nuevo mapa de I+D que ahora dibuja la región, está dentro de un consorcio nacional compuesto por otras trece instituciones españolas.

Forman parte de este proyecto conjunto presentado a la UE, entidades investigadoras de Girona, Murcia, Burgos, Las Palmas, Islas Baleares, Oviedo, Castilla y León, Mallorca, Barcelona, Lleida, Santander y Valladolid.

Además, el proyecto de la UEx ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Badajoz y Cáceres, el Gobierno de Extremadura, el Diario HOY, CCMI y AEMET.

Disponible un método rápido y eficaz para la detección de E. coli en productos cárnicos

El método de detección a partir del ARN del patógeno ofrece una gran fiabilidad de resultados en tan sólo ocho horas

E.ColiInvestigadores del grupo “Higiene y Seguridad Alimentaria” (HISEALI) de la Universidad de Extremadura han desarrollado un método rápido y eficaz para detectar y cuantificar la prevalencia de Escherichia coli O157:H7 en productos cárnicos listos para consumo, es decir, sin proceso previo de cocinado. La ventaja de esta metodología es que, además de cuantificar la cantidad de patógenos en ocho horas, detecta sólo los organismos vivos gracias a la utilización de protocolos de PCR en tiempo real (siglas en inglés de Reacción en Cadena de la Polimerasa), utilizando ADN complementario obtenido a partir de ARN (ácido ribonucleico).

El ADN es responsable de almacenar la información genética y el ARN toma dicha información para convertirla en algo funcional. Los métodos basados exclusivamente en la amplificación del ADN pueden dar falsos positivos porque detectan la bacteria tanto viva como muerta, puesto que el ADN no se degrada una vez muerto el microrganismo. Por ello, la detección a través del ARN asegura una fiabilidad completa en el diagnóstico.

E. coli es una bacteria que se encuentra normalmente en el intestino del ser humano y de los animales de sangre caliente. “Es un microorganismo en general inofensivo y necesario para la digestión y metabolismo de los alimentos. Sin embargo, algunas cepas como la O157:H7, también llamada E. coli enterohemorrágica, pueden producir toxinas peligrosas para la salud”, explica la investigadora Mar Rodríguez Jovita, perteneciente al grupo HISEALI. Según la Organización Mundial de la Salud, el serotipo E. coli O157:H7 es el más preocupante por su impacto en la salud pública. El consumo de alimentos contaminados por esta cepa provoca diarrea, vómitos y, en ocasiones, colitis hemorrágica, pero en un 10% de casos puede causar un síndrome hemolítico urémico, de especial gravedad sobre todo en niños y ancianos, que puede desencadenar una insuficiencia renal.

Afortunadamente, es un microorganismo que se destruye con el calor a partir de 70ºC. No obstante, en el caso de los productos cárnicos no sometidos a proceso de cocinado y listos para el consumo, es conveniente que las industrias alimentarias dispongan de métodos rápidos y eficaces que detecten y cuantifiquen la presencia de esta bacteria. “En 8 horas podemos tener el resultado con 100% de fiabilidad. Con tan sólo 5 gramos de muestra del producto, el Servicio de Innovación en Productos de Origen Animal (SIPA) de la Universidad de Extremadura puede llevar a cabo el análisis y detectar E. coli. Además, tenemos también métodos similares desarrollados para la detección de otros microrganismos patógenos de importancia en los alimentos como Listeria monocytogenes, Salmonella y mohos productores de micotoxinas”, subraya la investigadora. “Este tipo de técnicas son de extraordinario valor para la industria alimentaria, pues permite establecer medidas preventivas y correctoras durante el procesado de los alimentos. Aunque la legislación sanitaria sólo contempla niveles de E. coli como criterio de higiene en los preparados de carne, su control por parte del fabricante es una garantía adicional de calidad y seguridad, que puede evitar la presencia de organismos patógenos en la cadena alimentaria”, concluye Rodríguez Jovita.

Esta investigación forma parte del proyecto Carnisenusa: Productos Cárnicos para el Siglo XXI: Seguros, Nutritivos y Saludables, del programa nacional Consolider Ingenio 2010.

Referencia:

Rubén Gordillo, Alicia Rodríguez, María L. Werning, Elena Bermúdez, Mar Rodriguez. “Quantification of viable Escherichia coli O157:H/ in meat products by duplex real-time PCR essays”. (2014) Meat Science, 96(1), pp. 964-970.

Las luciérnagas revelan secuencias de ADN para la computación molecular

Secuencia ADNSonetos de Shakespeare y el audio del discurso “I have a dream” de Martin Luther King ya han sido almacenados en una molécula de ADN.  Este logro, publicado en la revista Nature hace justo un año, fue posible gracias a la computación basada en ADN, una tecnología objeto de creciente investigación que pretende sustituir en un futuro a los ordenadores actuales de silicio.

En este nuevo modelo computacional, las moléculas de ADN se convierten en auténticas unidades de almacenamiento. “El diseño de secuencias de ADN estables que se puedan utilizar en bioinformática es un campo de investigación muy prometedor”, afirma el investigador José Manuel Chaves-González, miembro del Grupo de Investigación ARCO de la Universidad de Extremadura.  Precisamente, este grupo de científicos, coordinado por Miguel Ángel Vega-Rodríguez,  está llevando a cabo el proyecto de investigación BIO, en el marco del Plan Nacional de Investigación, dedicado a la Optimización Multiobjetivo y Paralelismo en Bioinformática.

En concreto, José Manuel Chaves ha propuesto un algoritmo de optimización basado en el comportamiento de las luciérnagas para generar secuencias estables de ADN aplicables en la resolución de problemas concretos, y que ha sido publicado en la revista Applied Mathematics and Computation. “La inteligencia colectiva de los insectos funciona muy bien en bioinformática y constituye una fuente de inspiración en la búsqueda de soluciones eficientes a problemas concretos”, explica el investigador.

Los algoritmos basados en el comportamiento de las luciérnagas generan secuencias muy estables para resolver problemas de optimación. Las luciérnagas basan su comportamiento social en la luminosidad que emiten. En resolución de problemas, la luminosidad de una luciérnaga depende de la calidad de la solución encontrada y la distancia desde donde las otras compañeras están buscando soluciones. De acuerdo con una fórmula que engloba luminosidad y distancia se explora el espacio de búsqueda de soluciones”, apunta el investigador de la UEx.

En la computación molecular, los investigadores codifican los problemas mediante secuencias de ADN.  Es decir, a partir de moléculas orgánicas producidas con un gel de manera artificial, se generan secuencias de ADN representadas por una sucesión de las bases formadas por los nucleótidos adenina, citosina, guanina y timina, simbolizados por las letras A, C, G y T. En el caso de las luciérnagas, estos insectos producen esta secuencia estable para resolver problemas como el caso del viajante de comercio que tiene que decidir la ruta entre ciudades con el menor coste, explicado en el artículo científico. El grupo ARCO también trabaja con éxito en esta línea de las luciérnagas para determinar la filogenia de las especies y la búsqueda de patrones en una secuencia de ADN.

La computación basada en el ADN constituye una ventaja respecto a los ordenadores de silicio en sus circuitos integrados, ya que éstos utilizan componentes electrónicos, que pueden estar activos o no, mientras que las moléculas permiten codificar los problemas en sus 4 bases de materia orgánica y producir secuencias lo más estables posible”. Por ello, las líneas de investigación tienden a desarrollar la tecnología que permita, posiblemente en unas décadas, fabricar ordenadores basados en moléculas orgánicas, que conllevará “más poder computacional, mayor capacidad de almacenaje, y la posibilidad de procesar en paralelo y ganar velocidad”, concluye el investigador.

Referencia:

José M. Chaves-González, Miguel A. Vega-Rodríguez. “A multiobjective approach based on the behavior of fireflies to generate reliable DNA sequences for molecular computing”. Applied Mathematics and Computation, 227 (2014) 291–308

La UEx propone un método que facilita el diagnóstico de la leishmaniosis

Adela y Silvia. Lab. de Genetica.La Facultad de Veterinaria de la Universidad de Extremadura está investigando el diagnóstico de la leishmaniosis a partir de la detección de la presencia de ADN del parásito Leishmania infantum en el pelo del perro. El objetivo es ofrecer un método de diagnóstico más rápido, y menos costoso e invasivo que las pruebas actualmente existentes

 
Dentro del grupo de investigación PARASITOEX de la Universidad de Extremadura, Luis Carlos Gómez Nieto, que lleva más de 20 años trabajando en el diagnóstico y estudio clínico de la leishmaniosis, coordina un equipo de investigadores que están desarrollando una vacuna eficaz y segura contra la enfermedad provocada por la Leishmania infantum. Todo ello en el marco de convenios con la empresa farmacéutica LETI S.L.U. que financia la investigación desde los últimos 10 años. El parásito Leishmania infantum provoca la manifestación más grave de la enfermedad, la visceral o sistémica, ya que afecta a órganos como el hígado, el riñón y el bazo y, si no se trata a tiempo, puede ser mortal. De ahí la importancia de un diagnóstico precoz, teniendo en cuenta, además, que los síntomas de la leishmaniosis no son siempre concluyentes.

 

La leishmaniosis es una enfermedad de difícil diagnóstico, que depende de la evaluación de tres pruebas: la observación clínica, el análisis inmunológico y el parasitológico. Según explica la investigadora Silvia Belinchón, el diagnóstico de la leishmaniosis hay que basarlo siempre en los resultados de tres técnicas sin omitir ninguna. La observación clínica, es decir, cuáles son los síntomas; el análisis inmunológico para detectar la presencia de anticuerpos; y el análisis parasitológico, a partir de la biopsia de una muestra tomada de los ganglios linfáticos o de la médula ósea.
Partiendo de la premisa de que el pelo puede acumular tóxicos ambientales y excretar sustancias químicas y biológicas foráneas, los investigadores extremeños han buscado la presencia de ADN del parásito en el pelo de perros naturalmente infectados por Leishmania infantum. El objetivo es desarrollar un método capaz de proporcionar el análisis parasitológico de manera no invasiva, como alternativa a la biopsia de ganglio linfático o médula ósea. “El procedimiento consiste en extraer el ADN del pelo y, mediante una PCR (reacción en cadena de la polimerasa) en tiempo real, detectar y amplificar una región muy pequeña y conservada del ADN del kinetoplasto del parásito (es decir, de su ADN mitocondrial), que está presente en todos los parásitos del género Leishmania”, explica Belinchón. De esta manera, las resultados han demostrado que el ADN de Leishmania puede ser detectado y cuantificado en el pelo de perros infectados, incluso analizando un único pelo.
Este método presenta una ventaja añadida, puesto que la muestra de pelo obtenida no necesita condiciones de almacenamiento especial, se conserva bien sin necesidad de refrigeración, y en 24 horas los resultados están disponibles. Estas mejoras aportan, por tanto, una reducción de coste y tiempo. “Es un método muy nuevo, estamos pendientes de desarrollar nuevas aplicaciones del mismo, incluso queremos precisar el momento en el que el ADN del parásito se incorpora al pelo del perro en el transcurso de la infección”, añade Silvia Belinchón, que ha iniciado esta investigación en el marco de su tesis doctoral.
La leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria transmitida por la picadura del mosquito flebotomo. La especie Leishmania infantum es endémica en España y en países de la cuenca mediterránea como Francia, Italia, Grecia, Turquía, Israel, Egipto, Libia, Túnez, Argelia y Marruecos. En Extremadura se estima que el 12% de los perros son seropositivos en la provincia de Cáceres, tal y como reflejan los últimos estudios realizados en el Valle del Jerte, La Vera, Sierra de Gata, Valencia de Alcántara, o la Sierra de la Mosca de la ciudad de Cáceres.
Una enfermedad olvidada en las personas
A pesar de que en el sur de Europa la leishmaniosis afecta a los perros y a ciertas especies silvestres, las personas también son susceptibles de desarrollar la enfermedad, sobre todo en las zonas tropicales y subtropicales. En estos países, la leishmaniosis es una enfermedad endémica relacionada con las condiciones de extrema pobreza; de hecho, forma parte de la lista de 17 enfermedades tropicales olvidadas, que en contraste con otras enfermedades como el SIDA, la tuberculosis o la malaria, no obtienen suficientes fondos para la investigación. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la incidencia de la leishmaniosis está asociada a la malnutrición, la inmunodepresión y a otras enfermedades concomitantes, entre otros factores. Su creciente expansión en los últimos 10 años se ha visto favorecida por los cambios en el medio ambiente, la desforestación y las urbanizaciones descontroladas. Como la notificación de la enfermedad solo es obligatoria en 32 de los 88 países afectados, la OMS estima que se producen 2 millones de casos nuevos al año (1.5 millones de casos de leishmaniosis cutánea y 500. 000 de leishmaniosis sistémica o visceral). A pesar de que la forma cutánea es menos grave, causa, sin embargo, lesiones en la piel y deja secuelas físicas y visibles que estigmatizan a la persona.
Referencia: Detection of Leishmania infantum kintetoplast minicircle DNA by Real time PCR in hair of dogs with leishmaniosis. Veterinary Parasitology. February 2013

Investigadores de la UEx descubren la capacidad aislante del ADN no codificante

Investigadores del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la UEx dirigidos por el científico Pedro Fernandez Salguero han liderado una investigación sobre la función del ADN no codificante o ADN basura, en colaboración con importantes centros de investigación nacional e internacional, con importantes resultados para la investigación del genoma humano.

El genoma de los mamíferos y los humanos contiene bastante cantidad de secuencia o material genético que no codifica, es decir, no produce proteínas. Podemos decir que tan sólo el 10% del genoma contiene genes que están constituidos por proteínas, que son un componente esencial de las células y de su formación. El 90% del genoma restante, que no genera proteínas, tradicionalmente se la había considerado como ADN basura, traducción literal de “junk DNA”, porque no tenía una función asignada.  Sin embargo, un porcentaje importante está constituido por elementos repetitivos de distinto tipo en el que destacan los retrotransposones.  A estos transposones se les había asignado una función de movilidad dentro del genoma realizada de manera aleatoria, produciendo nuevas secuencias o secundariamente produciendo adhesiones de proteínas no deseadas. Lee el resto de esta entrada »

A %d blogueros les gusta esto: