Físicos y biólogos están llamados a “hablar” entre ellos

Pedor Tarazona Lafarga1

El investigador Pedro Tarazona Lafarga durante su estancia en la UEx

El físico teórico Pedro Tarazona promueve las aportaciones de la física estadística a la biología molecular

Esta semana ha tenido lugar en la Universidad de Extremadura la XX edición del Congreso de Física Estadística FisEs, que ha contado con la participación de más de 120 expertos procedentes de casi todas las universidades españolas y centros de investigación, pero también de Brasil, Francia, Italia y Portugal.

El congreso, organizado por el Grupo de Física Estadística de la UEx, ha recibido la asistencia de científicos de prestigio mundial. Uno de ellos es Pedro Tarazona Lafarga, catedrático del Departamento de Física Teórica de la Materia Condensada de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Madrid. Los “Premios de Física”, convocados por la Real Sociedad Española de Física (RSEF) y la Fundación BBVA, galardonaron en 2013 la labor de Pedro Tarazona con la Medalla de la Real Sociedad Española de Física, en reconocimiento por sus trabajos de gran impacto internacional en física estadística y, en concreto, en problemas tan variados como la cristalización, la replicación del ARN o la división celular bacteriana.

La trayectoria científica de Pedro Tarazona ha estado marcada en los últimos años por su interés en la Biología Molecular y el diálogo interdisciplinar. Ha sido el promotor del máster de Biofísica de la Universidad Autónoma de Madrid y director del mismo durante la primera etapa.

Usted es un gran promotor de la colaboración interdisciplinar entre la biología y la física. Ambas ciencias son fascinantes y pueden ser, sin duda, muy complementarias pero ¿qué fue lo que le motivó el acercamiento al mundo de la biología como físico estadístico?

La biología me ha atraído siempre ya desde el instituto, pero me gustaban demasiado las matemáticas. Mi intención es aprovechar como físico toda la potencia de las matemáticas para explicar el mundo. Mi interés por la Biología ha fructificado sobre todo con motivo de la organización del master en Biofísica en mi universidad. He tenido la suerte de contactar con un grupo experimental, coordinado por la bióloga Marisela Vélez, con un interés similar y con el que conseguimos “hablar”, porque la colaboración interdisciplinar es muy interesante siempre y cuando se superen las barreras relacionados con el lenguaje y la jerga propia de cada ciencia. Es evidente que los biólogos saben muchas cosas que los físicos no sabemos y viceversa, los físicos preferimos la sencillez mientras que los biólogos buscan lo raro. Es necesario vencer este obstáculo y ponerse en el lugar del otro. Así es como ha surgido esta colaboración desde hace ya 10 años, que ha supuesto para mí un cambio cualitativo, en contacto con datos experimentales.

¿Es en el estudio de los sistemas complejos donde la física estadística y la biología pueden colaborar mejor?

La física estadística plantea comprender los sistemas complejos, compuestos por muchos elementos que interaccionan entre sí y, que debido a ello, dan lugar a comportamientos diferentes. Así, las moléculas de agua en una gota no se comportan igual que en una cascada o una nube, aunque sean las mismas moléculas. Esta es la esencia de la física estadística. La vida es así, formada por muchos componentes que colaboran entre sí para crear algo cualitativamente nuevo. Desde este punto de vista, los problemas relativos a la vida presentan un atractivo obvio para un físico estadístico pero las diferencias de jerga o cultura científica lo hacen difícil. Sabiendo dar ese paso, hay un campo muy interesante cada vez más activo. Ahora mismo, aunque parezca un poco exagerado, casi uno puede medir la calidad de un laboratorio de biología molecular preguntando cuantos físicos hay dentro. Los biólogos moleculares se han dado cuenta de que las aportaciones de los físicos pueden ser muy valiosas.

¿Podría dar algunos ejemplos de esta colaboración?

En un primero momento, los físicos han colaborado como instrumentalistas. Hay cada vez más instrumentos que, una vez desarrollados en el laboratorio de física, están en poco tiempo disponibles para su aplicación en los laboratorios de biología molecular. Ahora también la colaboración va más allá, hasta los hechos conceptuales. Los físicos aportan “los números” a los modelos en biología, pasando a ser así cuantitativos. Si los números no cuadran es que el modelo está mal diseñado. Esto es de especial importancia en el diseño de fármacos y estrategias terapéuticas. En este congreso en Badajoz, por ejemplo, ha habido presentaciones muy interesantes relativas a los efectos de la resonancia magnética en las personas con problemas en el oído, el desarrollo de nuevos fármacos y el estudio de la propagación de epidemias.

Efectivamente, son aspectos muy reveladores que nos pueden afectar muy de cerca. Y en concreto, ¿su línea de investigación en este ámbito a qué va dirigida?

Llevo 10 años trabajando con un problema serio que requiere avanzar despacio para extraer resultados útiles y concluyentes. Nuestros trabajos se centran en las proteínas que están asociadas en la división de las bacterias. Es decir, cómo funciona el mecanismo interno dentro de la bacteria capaz de producir la fuerza necesaria para estrangular la bacteria y partirla en dos. Esta estrangulación a partir de la forma alargada de la bacteria requiere fuerza, un concepto físico. Conocemos qué proteínas intervienen en la fuerza pero lo que no sabemos es el cómo. Hallar esta incógnita es una diana clarísima para el diseño de un antibiótico, ya que se podrá bloquear la división de la bacteria.

¿Cuáles son los retos futuros de la biofísica? ¿Cómo se puede promover el acercamiento y diálogo entre físicos y biólogos?

El reto esencial es que cuaje el esfuerzo interdisciplinar, de la misma manera que se alcanzó en su día con la biología y la química, a través de la bioquímica. A nivel celular, las reacciones químicas ocurren muy compartimentadas, la célula es una factoría, con su almacenamiento y su propio método de transporte. Toda esa estructura se tiene que montar sola y, para entender cómo funcionan esos mecanismos, hay que dar un paso más allá de una visión exclusivamente bioquímica e introducir la física estadística.

El acercamiento entre físicos y biólogos se debe promover lo antes posible y el mejor momento, en mi opinión, es a través de un máster en biofísica dirigido a ambos graduados. Lo esencial es que aprendan a hablar entre ellos y que desparezcan las barreras del lenguaje y, no tanto, que el biólogo sepa lo mismo que el físico. El objetivo es que comuniquen, sepan lo que tienen que preguntar al colega, de qué manera y cómo lo tienen que interpretar, en definitiva “tirar de la lengua”. Los físicos utilizamos el lenguaje de las ecuaciones, pero cualquier ecuación se puede explicar y si no se puede hacer es que entonces la ecuación no vale nada.

Precisamente habla usted de explicar, instituciones como el CERN, la NASA o incluso series como Big Bang Theory han contribuido a popularizar la física y acercarla a la sociedad

Tenemos que convencer a la sociedad de que lo que hacemos es útil, incluso si lo hacemos simplemente porque nos gusta y debe ser con la convicción de que nuestro trabajo es importante. La economía de cualquier país tiene que avanzar sobre la base del conocimiento bien entroncado también en el tejido productivo. Este esfuerzo nos lo está reclamando la sociedad, está pidiendo que se lo demostremos.

¿Qué valoración da a este XX Congreso de Física Estadística que acaba de finalizar?

Con este congreso se cumplen casi 28 años de reuniones. Es una comunidad de físicos muy cercana, en la que nos vamos viendo evolucionar. Hace precisamente 25 años estuvimos también en Badajoz. Con respecto a aquella reunión, el cambio ha sido importante no solo en los temas y en los planteamientos científicos, sino también por los cambios experimentados en la Universidad de Extremadura y en la ciudad de Badajoz. En especial, nos ha llamado la atención el esfuerzo que se ha llevado a cabo por recuperar la ciudad y su caso antiguo que hemos tenido la suerte de visitar.

La curiosidad por la ciencia y la tecnología llena los campus de Badajoz y Cáceres

Unas 3.500 personas participaron, el pasado viernes, de las actividades previstas por la UEx para conmemorar la Noche Europea de los investigadores

Construir una radio sin pilas, lanzar un cohete, cocinar un huevo frito a partir de nitrógeno líquido a menos 195 grados, conocer el contenido de las partículas de aire que respiramos, los microorganismos presentes en una gota de agua, la vida que alberga un charco o atrapar nuestro ADN o el sonido en el laboratorio de acústica de la UEx. Estas fueron sólo algunas de las actividades de las que pudieron disfrutar, y ser partícipes, los ciudadanos que se acercaron a la “Noche Europea de los Investigadores” organizada por la Universidad de Extremadura.

20140926_192728

El pasado viernes los campus de Badajoz y de Cáceres se llenaron de curiosos de todas las edades con ganas de aprender la labor investigadora desarrollada por los científicos de la Universidad de Extremadura. Aproximadamente, unas 3.500 personas, de todas las edades, se acercaron hasta las instalaciones de la UEx para participar en la gran fiesta europea de la cultura científica y tecnológica.

Así, durante toda la tarde-noche del pasado 26 de septiembre,  los espacios universitarios de Badajoz y Cáceres se convirtieron en un ir y venir de jóvenes, y mayores, ávidos de conocer más acerca de la ciencia y la tecnología que se hace en Extremadura y dispuestos a participar de las cerca de del centenar de talleres preparados para la gran cita de la divulgación científica por más ce
03rca de medio millar de profesores y alumnos .

De hecho, desde primera hora de la tarde decenas de familias deambulaban por los campus para no quedarse sin entrar en aquellas actividades que, por su limitado aforo, requerían la retirada de ticket en las taquillas instaladas en las puertas de edificios como Química o Politécnica. Además, y pese a que el cierre estaba previsto para las 23.00 horas, muchos profesores ampliaron hasta cerca de la medianoche el desarrollo de sus experimentos para que nadie se marchara sin disfrutar de su propuesta.

En la edición de 2014 han participado de la Noche Europea de los Investigadores las Facultades de Ciencias, Educación, Escuela de Ingenierías Agrarias e Industriales, Filosofía y Letras, Deporte, Veterinaria, Politécnica y Formación del Profesorado. Como en años anteriores también se sumaron a la iniciativa el Centro de Cirugía de Mínima Invasión Jesús Usón (CCMI).      y Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

La Noche Europea de los Investigadores está enmarcada dentro del programa de I+D Horizonte 2020 de la Comisión Europea. Su objetivo es promover y popularizar las carreras científicas a la vez que dar a conocer a los científicos y su trabajo.

01

El rector de la UEx fue el encargado de inaugurar la actividad. En su discurso oficial Segundo Píriz, acompañado de la Secretaria General de Ciencia y Tecnología,  María Guardiola y teniente de alcalde del Ayuntamiento cacereño, Pedro Muriel, resaltó el papel activo de la universidad española en la sociedad y destacó la importancia de actividades de divulgación como la Noche “a la hora de potenciar las vocaciones científicas”. En Badajoz, el acto de apertura corrió a cargo del Vicerrector de Investigación, Transferencia e Innovación, Manuel Adolfo González; el director del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), Germán Puebla y el primer teniente de Alcalde del Ayuntamiento de Badajoz, Alberto Astorga.

El proyecto de la UEx, impulsado desde el Vicerrectorado de Investigación, Transferencia e Innovación y diseñado en línea con los objetivos de la Estrategia Regional para la Especialización Inteligente y la planificación del nuevo mapa de I+D que ahora dibuja la región, está dentro de un consorcio nacional compuesto por otras trece instituciones españolas.

Forman parte de este proyecto conjunto presentado a la UE, entidades investigadoras de Girona, Murcia, Burgos, Las Palmas, Islas Baleares, Oviedo, Castilla y León, Mallorca, Barcelona, Lleida, Santander y Valladolid.

Además, el proyecto de la UEx ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Badajoz y Cáceres, el Gobierno de Extremadura, el Diario HOY, CCMI y AEMET.

Un linaje de malaria invasora amenaza las aves tropicales en Perú

El estudio de la malaria aviar es fundamental para conocer la evolución de la enfermedad en el hombre

El investigador de la Universidad de Extremadura Alfonso Marzal está llevando a cabo desde hace dos años un programa de formación de investigadores peruanos en el estudio de la malaria aviar en varias regiones de Perú, gracias al apoyo de instituciones como la National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos. Aunque el objetivo del programa es investigar cómo afecta la deforestación del bosque amazónico a la prevalencia de la malaria en aves, los resultados de esta colaboración formativa y científica han mostrado un dato inquietante, la aparición de un linaje de malaria aviar nunca antes descrito en América del Sur.

Se trata de la especie invasora Plasmodium relictum SGS1, responsable del 39% de las infecciones de malaria aviar analizadas y que se encuentra en 8 especies de aves hospedadoras de las regiones de Lima y Huanuco en Perú. La introducción de Plasmodium relictum fuera de su hábitat nativo está detrás del declive global e incluso extinción de numerosas especies. Así, según explica Alfonso Marzal, este peligroso linaje está emparentado con el patógeno responsable de la desaparición del 70% de las aves silvestres en Hawái.

 

peru

La malaria es una enfermedad infecciosa emergente y la creciente expansión del patógeno Plasmodium relictum ha motivado que la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) clasificara a este parásito en la lista de las 100 especies invasoras mundiales más peligrosas. Muy activo en amplias zonas de Europa, África y Asia, el linaje Plamodium relictum SGS1, que se transmite por el mosquito del género Culex, ha sido descrito por primera vez en América del Sur gracias a este estudio, cuyos primeros resultados ya han sido publicados en la revista Biological Invasions. La detección de este parásito en la región de Huanuco apunta, además, a que ha traspasado la barrera natural de la cordillera de los Andes y que está a las puertas de la Amazonia, amenazando la fauna forestal.

 

Para el investigador de la UEx, estudiar el comportamiento de la malaria en aves es fundamental “porque nos indica de manera fidedigna cómo evoluciona la enfermedad en condiciones naturales, según los cambios que se produzcan en el medio ambiente. Las fluctuaciones socio económicas y las diferencias en la asistencia sanitaria en nuestra sociedad hacen difícil los estudios de prevalencia de la enfermedad en seres humanos, mientras que el análisis del comportamiento de malaria aviar proporciona datos más fiables. Además, estos datos nos pueden dar indicios sobre la evolución de la enfermedad en el hombre”, explica Marzal. Hay que tener en cuenta que uno de los principales problemas globales de la malaria es su creciente resistencia a los fármacos como la cloroquina, primaquina y artemesina. Ante las defensas del hospedador, el parásito ha desarrollado armas cada más virulentas que pueden favorecer la propagación de la enfermedad.

Campañas de sensibilización y formación

talleres_formativos

Talleres formativos en la selva durante la noche

¿Cuál es el vector de transmisión de este parásito en zonas no endémicas? Alfonso Marzal explica que las posibles causas de estos contagios están relacionadas con el cambio global. “El tráfico ilegal de especies exóticas, los movimientos migratorios, la deforestación, la conversión del bosque en tierras de cultivo, entre otros, crean las condiciones idóneas para que el mosquito aumente su rango de distribución y su reproducción”. El investigador de la UEx tiene claro cómo corregir esta situación. “Además de fortalecer el control sanitario en el comercio de especies y prevenir el tráfico ilegal, es imprescindible promover la concienciación y la educación tanto en colegios y universidades como en las administraciones y gobiernos, sobre los riesgos y consecuencias de la deforestación en el cambio de los patrones en los vectores de transmisión de la malaria”, afirma Marzal.

Por ello, la principal labor de este investigador es trabajar con las comunidades indígenas y formar, a través de cursos y en el propio campo, a estudiantes en la captura de aves, extracción de sangre, mediciones, etc. Porque “proteger el bosque amazónico es proteger la salud de nuestros hijos y las futuras generaciones con independencia de donde vivamos”, reivindica el investigador.

El equipo de profesores y alumnos

El equipo de profesores y alumnos

 

 

Referencia:

Alfonso Marzal, Luz García-Longoria, Jorge M. Cárdenas Callirgos, Ravinder NM Sehgal. “Invasive avian malaria as an emerging parasitic disease in native birds of Peru”. Biological Invasions (2014). DOI 10.1007/s10530-014-0718-x

Un estudio aborda las estrategias de los cetáceos para evitar las orcas

De acuerdo con esta investigación, una de estas tácticas consiste en mantener bajo el efecto Doppler de sus emisiones acústicas. Además, este efecto puede ayudar a prevenir las colisiones de las  orcas con los barcos

orcasEn el mar, todos los días se libra una batalla por la supervivencia. Cetáceos como las ballenas, delfines, marsopas o zifios, utilizan auténticas estrategias para no ser detectados por su más temible depredador, la orca o ballena asesina. Una de estas tácticas, investigada mediante modelos matemáticos por la Universidad de Extremadura, consiste en mantener muy bajo el efecto Doppler de sus emisiones acústicas en función de su movimiento natatorio. De esta manera, sus depredadores no pueden así localizar su posición exacta ni calcular la distancia que les separa.

Los resultados del estudio, publicado en la revista Journal of Experimental Marine Biology and Ecology, apuntan, por tanto, a que existe un efecto Doppler muy bajo en el 85% de las especies de cetáceos de las 69 analizadas, como medida de protección frente a los depredadores.

“El efecto Doppler es el cambio de frecuencia de onda que ocurre cuando un animal se mueve y emite sonido al mismo tiempo. Por delante del animal las ondas se comprimen y el sonido es más agudo, mientras que por detrás, las ondas se alargan y el sonido es más grave”, explica Daniel Patón, profesor en la Universidad de Extremadura y coordinador de la investigación.

En un medio de escasa visibilidad, tridimensional y amplio como el mar, que un depredador localice a su presa es muy difícil. “Pero, las orcas son auténticas centrales de escucha del sonido, ya que su oído detecta un enorme intervalo de frecuencias, y captan desde infrasonidos por debajo de 200 Hz hasta sonidos superiores a los 20.000 Hz”, afirma Daniel Patón.Cualquier cambio en las múltiples frecuencias de sonido que hay en el mar advierte de la presencia de un animal. Por tanto, los cetáceos intentan minimizar su detección por las orcas y tiburones a base de adaptar su señal a la velocidad que tienen en ese momento.

Así, a partir del análisis matemático de las llamadas de ecolocalización de 69 especies de cetáceos, obtenidas de diversas fuentes internacionales, los investigadores han buscado un patrón común en la gran variabilidad de comunicación de estas especies, que constituyen, sin duda, el grupo animal de mayor complejidad acústica que existe.

El modelo matemático ha sido realizado teniendo en cuenta la temperatura del agua, su salinidad, profundidad, velocidad de natación y frecuencia fundamental de emisión de estos animales. Los investigadores han descubierto que la mayoría mantiene baja la frecuencia de onda de su movimiento y que sólo 15 especies tienen efecto Doppler alto.  

Para Daniel Patón, estas 15 especies no necesitan minimizar su efecto Doppler porque disponen de otros recursos alternativos para escapar a los depredadores. Así, las ballenas hocicudas o zifios permanecen mudas por encima de 200 m de profundidad, principal área de caza de las orcas. Estas ballenas serían detectadas por las orcas fácilmente si emitieran en superficie, ya que su efecto Doppler puede superar los 1.000Hz. Los delfines del género Lagenorhynchus, para escapar de los depredadores, se desplazan a velocidades muy altas, en grupos muy numerosos y emiten en frecuencias de sonido muy variables. Por último, las especies del género Cephalorhynchus nadan en grupos pequeños pero su velocidad es superior a la de las orcas. Es el caso de los Cephalorhynchus heavisii que se desplazan a más de 44 km/h por el agua y su efecto Doppler puede superar los 4.000Hz. Su velocidad, pequeño tamaño, maniobrabilidad, agilidad y los hábitats tropicales y costeros que frecuentan dificultan su captura por las orcas.

Según el  investigador, los resultados de esta investigación pueden dar lugar a dos aplicaciones importantes para la preservación de estas especies: evitar las colisiones de las orcas y cetáceos con los barcos gracias a una mejor detección de estas especies y, ya desde un punto de vista científico, estudiar cómo va modulando el efecto Doppler a lo largo del día en especies concretas colocándoles un localizador de GPS que al mismo tiempo graba.

Para la realización de este estudio, los datos han sido obtenidos, entre otros, de la Agencia Norteamericana del Océano y la Atmósfera (NOAA) y su web DOSITS (http://www.dosits.org/audio/marinemammals), de Macauly Library de la Universidad de Cornell (http://macaulaylibrary.org/), el Laboratorio Acústico de la Universidad de Oregón y su web Mobysound (http://www.mobysound.org), y la Fundación Oceanográfica Scripps y su web Voices in the Sea  (http://cetus.ucsd.edu/voicesinthesea.org)
Referencia:

Daniel Patón, Roberto Reinosa, María del Carmén Galán, Gloria Lozano, Margarita Manzano (2014). “Maintaining of low Doppler shifts in cetaceans as strategy to avoid predation”. Journal of Experimental Marine Biology and Ecology 455 (2014) 50–55.

Unos 70 alumnos de centros extremeños participan en la IX Olimpiada Autonómica de Biología

Un total de 73 alumnos de segundo de bachillerato de 25 centros de secundaria de la región participarán mañana,12 de febrero, en la IX Olimpiada Autonómica de Biología. Como en años anteriores, el encuentro tendrá lugar en el IES “Puerta de la Serena” de Villanueva de la Serena. La recepción de participantes comenzará a las 9.30 horas de la mañana.

A partir de esa hora, los estudiantes extremeños deberán sometersea una prueba teórica y otra práctica, de los contenidos de Biología incluidos en los programas de la asignatura de Biología y Geología de 1º de bachillerato y de la asignatura de Biología de 2º de Bachillerato hasta bioquímica. A los tres participantes que mejor resultado obtengan les corresponderá representar a la Comunidad Autónoma en la Fase Nacional. Ésta se celebrará en Zaragoza del 26 al 29 marzo de 2014.

Además, antes de enfrentarse a la prueba nacional, los seleccionados recibirán  un entrenamiento intensivo en los laboratorios de la Facultad de Ciencias de la UEx (Campus de Badajoz). Para ello contarán con la ayuda y asesoramiento de profesores  del Grado de Biología, coordinados por la investigadora Emilia Botello.

La olimpiada es un certamen de promoción y popularización de la Biología. Su objetivo es  reflejar la importancia que tiene esta disciplina en la sociedad actual.

Edición 2013

Fotografía edición 2013

A la inauguración acudirá  la decana de la Facultad de Ciencias de la  Universidad de Extremadura, Lucía Rodríguez; el decano del Colegio de Biólogos de Extremadura, Antonio Palomeque;  la directora general de Personal Docente de la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura, Mª Ángeles Rivero y el alcalde de Villanueva de la Serena, Miguel Ángel Gallardo.

También estará presente en el encuentro el catedrático de Bioquímica de la Universidad de Sevilla, José M. Vega Piqueres quien impartirá la conferencia magistral titulada en esta edición “Genoma humano y biología sintética”.

La IX Olimpiada Autonómica de Biología está organizada por el Colegio de Biólogos de  Extremadura en colaboración de la Universidad de Extremadura y la subvención de la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura.

La UEx prepara a los ganadores de la Olimpiada de Biología para la fase nacional

Profesores de las áreas de botánica, zoología, biología celular, genética y ecología de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Extremadura mantuvieron el pasado jueves, 28 de febrero, un encuentro con los ganadores de las Olimpiadas de Biología en la fase autonómica. En esta edición los vencedores han sido los estudiantes Antonio Ballell Mayoral, del IES Norba Caesarina de Cáceres, Elena Beatriz Sanz Cabanillas del IES Siberia Extremeña de Talarrubias y Ricardo García Corrales del Colegio San José de Villafranca de los Barros.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El propósito de esta iniciativa no es otra que la de preparar a los alumnos que representarán a  Extremadura en la Olimpiada Española de Biología, competición que tendrá lugar  el próximo  8 de marzo de 2013 en Madrid. Así lo ha explicado la coordinadora de esta actividad, la profesora Emilia Botello.

La investigadora ha recordado que estas jornadas, que  surgieron en 2010 por iniciativa de un grupo de docentes de la titulación de biología,  suponen una buena fórmula para que los alumnos puedan ampliar y profundizar en conocimientos a los que tendrán que enfrentarse con estudiantes de todo el país.  “Vienen un día y lo que hacemos es que visiten cinco áreas. En cada una de ellas un profesor les muestra lo más afín a su preparación y están en cada departamento una hora y media aproximadamente”.

Además, como han manifestado los propios estudiantes, que afrontan con ilusión el reto de representar a su región, supone una oportunidad única para conocer la investigación “y saber si los laboratorios podrán convertirse en su lugar de trabajo”.

En esta visita han participado junto a Emilia Botello los profesores de la Universidad de Extremadura, Santiago Fernández, Ricardo Morán, Javier de Francisco Morcillo y José Martín Gallardo

La Olimpiada de Biología de Extremadura es una actividad organizada por el COBEX, Colegio Oficial de Biólogos,  con la colaboración de la Facultad de Ciencias y el Servicio de Difusión de la Cultura Científica de la UEx, y el patrocinio de la Consejería de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura.

 

Próxima tertulia “Biología en la cooperación para el desarrollo”

El próximo jueves 16 de febrero a las 17:30h se desarrollará Tertulia Biológica “Biología en la cooperación para el desarrollo”. El coloquio, seguido de un debate con la participación del público asistente, presentado y dirigido por Iván Sánchez Gonzalo. Coordinador Comisión Formación, Empleo y Comunicación, COBEX,  contará con  participación de:

–    Danilo Salas. Fundación Moisés Bertoni. Paraguay.
–    Antonio Fuentes Zamora. Fondo Extremeño Local de Cooperación al Desarrollo (Felcode).
–    Julio Liberal. ONGAWA, Ingeniería para el Desarrollo Humano.
–    Laura García. Fundación Global Nature.
–    Inmaculada Sánchez Casado. Directora de la Oficina de Cooperación Universitaria al Desarrollo de la UEx.
–    Organización pendiente de confirmar.

La cooperación para el desarrollo comprende el conjunto de actuaciones, realizadas por actores públicos y privados, entre países de diferente nivel de renta con el propósito de promover el progreso económico y social de los países de modo que sea más equilibrado y resulte sostenible.
El progreso económico y social se mide con indicadores relacionados con la salud, la alimentación, el medio ambiente, y la educación, áreas en las que la Biología y los biólogos tienen un importante papel que desempeñar, lo que será objeto del debate en esta esta tertulia, así como analizar si la puesta en marcha desde Extremadura de una ONG “Biólogos sin Fronteras” podría ser una herramienta útil para difundir ese papel y articular proyectos de cooperación.

Las tertulias son una iniciativa del Colegio Oficial de Biólogos de Extremadura en colaboración con la Facultad de Ciencias y  el Servicio de Difusión de la Cultura Científica de la Universidad de Extremadura.

La tertulia tendrá lugar en el edificio Gestión del Conocimiento, campus univeristario de Badajoz.

En el siguiente enlace se encuentra el programa:
http://descarga.unex.es/ref.php?ref=culturacientifica.a5f22084d5b03c53f48135f0e24d4491

Se ruega confirmen asistencia a la tertulia enviando un e-mail a culturacientifica@unex.es

Información e inscripciones:
cobextremadura@cobextremadura.es
culturacientifica@unex.es

A %d blogueros les gusta esto: