Nuevas infraestructuras científicas permitirán avanzar en el camino hacia la medicina personalizada

Los responsables del STAB ya han presentado el equipamiento a la comunidad científica y sanitaria de Badajoz

Para lograr nuevos avances en todas las áreas de la investigación biotecnológica, la Universidad de Extremadura no solo contará con la experiencia de sus investigadores. Recientemente, el Servicio de Técnicas Aplicadas a las Biociencias de la Universidad de Extremadura (STAB), cuyo responsable científico es el profesor Pedro Fernández Salguero, ha adquirido un nuevo e innovador equipamiento para el análisis de muestras biológicas. Este equipamiento consiste en un sistema de criba de compuestos de alto rendimiento mediante citometría de flujo (citómetro de flujo de alto rendimiento, robot preparador de muestras, separación automática de células, etc.).

Esta implementación supone, entre otras ventajas, un paso hacia adelante en el campo de la medicina personalizada. Según ha explicado Alberto Álvarez Barrientos, responsable técnico del STAB, esta instrumentación permite comprobar el efecto de moléculas en células animales o vegetales en un corto intervalo de tiempo. Aproximadamente unas 50.000 muestras por mes.

“Esto tiene importantes repercusiones, por ejemplo, tanto en el campo del diagnóstico como en el de la investigación clínica. Pues, en una semana podremos analizar entre 500 y 600 fármacos y observar su efectividad en tejido vivo procedente de una biopsia o sobre las propias células sanguíneas del paciente. Por supuesto, esto nos estará aportando una valiosa información a la hora de saber si el tratamiento a seguir en un determinado tipo de cáncer es el correcto y si servirá para la recuperación del enfermo. E, incluso, si la toxicidad a la que estamos sometiendo al paciente es innecesaria porque no hay una respuesta positiva”, ha explicado Álvarez Barrientos.

Colaboración con el sistema sanitario

En la actualidad,  existen empresas privadas que realizan este tipo de diagnósticos clínicos, pero su elevado coste hace que esté al alcance de pocas personas. Por eso, inicialmente, la idea que persiguen los responsables del STAB es ofrecer este servicio no sólo a los profesionales sanitarios del Hospital Infanta Cristina de Badajoz sino a todos los pertenecientes al Sistema Extremeño de Salud (SES).

Así lo ha comentado Alberto Álvarez Barrientos quien, además, ha manifestado que “aunque estamos abierto a otras colaboraciones, queremos comenzar estudiando casos concretos porque es lo que nos va a permitir ir conociendo qué moléculas responden mejor frente a determinados tipos de tumores y en mayor número de personas”.

Los responsables del STAB ya han presentado el equipamiento a la comunidad científica y sanitaria de Badajoz. No obstante, en los próximos días la darán a conocer al resto de miembros del Sistema Extremeño de Ciencia y Tecnología e Innovación (SECTI). La nueva adquisición para el desarrollo científico-tecnológico tiene, además, importantes aplicaciones en otros ámbitos de la biotecnología, como en la agricultura para la verificación de cultivos o la comprobación de las propiedades medicinales de determinadas plantas.

Este equipamiento puede utilizarse también para apoyar el desarrollo biotecnológico en la región, ya que puede ser utilizado para probar moléculas procedentes de productos naturales y estudiar sus efectos en múltiples tipos celulares.

Al mismo tiempo, el STAB ha adquirido un microscopio multifotón. Se trata de un equipamiento basado en tecnología láser que permite trabajar con tejidos vivos y muestras de un grosor alrededor del milímetro. Esto hace posible analizar el espécimen en cuestión a tamaño real, ya sea este un óvulo, una larva o un tejido. También tiene muchas aplicaciones en el campo de los biomateriales. Con esta metodología se obtiene información que va a servir para posteriormente realizar el cribado biológico.

STAB

Anuncios

Margarita Salas descifra los retos de la ciencia

Margarita Salas en la UEx

Margarita Salas en la UEx

La prestigiosa investigadora y doctora Honoris Causa por la Universidad de Extremadura, Margarita Salas, ha impartido en la Facultad de Ciencias una conferencia titulada: De la Biología Molecular a la Biotecnología y Biomedicina, con motivo de la celebración del cincuentenario de La Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM).

Al acto, presidido por el Rector, Segundo Píriz, han asistido Lucía Rodríguez, decana de la Facultad de Ciencias, Ana Mata, catedrática de Bioquímica y Biología Molecular, y Francisco Javier Martin-Romero, profesor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular.

La profesora Ana Mata ha destacado la labor pionera realizada por Margarita Salas y Eladio Viñuela en el campo de la biología molecular en España a su regreso de Estados Unidos en 1967. Ambos investigadores iniciaron un modelo para desarrollar esta disciplina en nuestro país cuando todavía no existían fondos públicos para la investigación. Margarita Salas, que en la actualidad es Profesora Ad Honorem en el Centro de Biología Molecular “Severo Ochoa”, ha centrado la presentación en sus trabajos realizados sobre el fago Φ29 DNA y la polimerasa sintetizada, muy útiles para el  estudio de la biología molecular y de numerosos virus de interés sanitario, que han dado lugar, además, a varias patentes licenciadas con éxito a empresas del sector biotecnológico dentro y fuera de España.

Para Margarita Salas el gran reto futuro de la biología molecular que queda por descubrir es el cerebro. “Cómo se produce un pensamiento, una palabra, un sentimiento. Si en los años 60 se descubrió la clave genética ahora el reto son las claves del  cerebro, de naturaleza mucho más compleja”, ha declarado la investigadora. En cuanto a la situación del sector biotecnológico en España, Salas ha afirmado que es complicado, “no hay demasiadas empresas biotecnológicas en España, y tampoco existe financiación por parte de las empresas. España es deficitaria en financiación privada, mientras que en países de nuestro entorno esta fuente de financiación alcanza el 66% de los fondos globales, en nuestro país no llega al 50%”.

Biografía

Margarita Salas Pertenece a varias de las más prestigiosas sociedades e institutos científicos nacionales e internacionales. Es miembro  de la European Molecular Biology Organization (EMBO),  Academia Europeae,Academia Scientiarum  et  Artium  Europaea, Real  Academia  de  Ciencias   Exactas Físicas  y  Naturales,  Real  Academia  Española, American Academy of MicrobiologyAmerican  Academy  of  Arts and  Sciences y  US  National Academy of Sciences.

Ha recibido numerosos Premios y Distinciones, entre ellos, el  Premio  Rey  Jaime I  de  Investigación, Premio  de Investigación  de  la  Comunidad de  Madrid,  Premio  México  de  Ciencia  y  Tecnología, Medalla   de  la  Sociedad  Española   de  Bioquímica  y  Biología  Molecular, Premio   Helena   Rubinstein-UNESCO   “Women  in   Science” (1999),  Premio  Nacional  de  Investigación  Santiago  Ramón   y  Cajal ,  Medalla   de  Oro  de  la  Comunidad  de  Madrid, Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, Medalla   de   Oro  al  Mérito   en   el  Trabajo   concedida  por  el Ministerio  de Trabajo  y Asuntos  Sociales.

Es además, Doctora Honoris Causa por las universidades de Oviedo, Politécnica  de Madrid, Extremadura ,  Murcia ,  Cádiz ,  Rey  Juan  Carlos  de   Madrid  y   Málaga.

A %d blogueros les gusta esto: