Conferencia de Carlos López Otín en la UEx

lopez1El investigador Carlos López Otín, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo, impartirá la charla “Sindromes progeroides y su relación con el estudio molecular de la enfermedad”, el lunes, 18 de julio, de 10:00-11:40 horas, en el  Salón de Actos de la Facultad de Enfermería y Terapia Ocupacional de Cáceres. En su conferencia, López Otín hablará sobre la enfermedad de envejecimiento prematuro y cómo se puede estudiar desde un punto de vista genético. La charla es de libre acceso, abierta al público, y está enmarca dentro del Curso Internacional de Verano de la UEx,  Envejecimiento y Neurodegeneración, dirigido por José Manuel Fuentes.
Carlos López Otín lidera en la Universidad de Oviedo investigaciones sobre el genoma, el cáncer, la artritis, el envejecimiento o las enfermedades raras y hereditarias. Es descubridor junto a su equipo de 60 genes humanos codificantes de proteínas asociados a enfermedades como el cáncer y análisis de sus funciones en la progresión tumoral y en otros procesos normales y patológicos. Codirector del proyecto español para la secuenciación del genoma de la leucemia linfática crónica, inscrito en el Proyecto Internacional del Genoma del Cáncer. Asimismo, ha recibido los siguientes reconocimientos: Premio Rey Jaime I, Premio Nacional de Investigación Santiago Ramón y Cajal, Premio Nacional de Oncología, Premio DuPont en Ciencias de la Vida, Premio México de Ciencia y Tecnología
Anuncios

Un libro analiza la relación entre la toxicidad y el mecanismo de autofagia celular en las enfermedades neurodegenerativas

José Manuel Fuentes Rodriguez

José Manuel Fuentes Rodriguez

El investigador extremeño José Manuel Fuentes es editor del libro Toxicidad y autofagia en desordenes neurodegenerativos, publicado por la editorial Springer. Esta publicación de finalidad divulgativa aborda cómo la desregulación del mecanismo de autofagia en las células puede estar relacionado con algunas enfermedades neurodegenerativas

La comunidad científica reconoce que la edad, la predisposición genética y la acción de diversos agentes medioambientales pueden estar implicados en la etiología de procesos degenerativos neuronales, como la enfermedad de ParkinsoParkinsonn o Alzheimer. El investigador José Manuel Fuentes es coordinador del grupo PARK de la Universidad de Extremadura y un experto en el estudio de la enfermedad de Parkinson, la segunda patología neurodegenerativa más frecuente tras la enfermedad de Alzheimer. Su grupo de investigación forma parte de CIBERNED, el Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Enfermedades Neurodegenerativas, dedicado al estudio de sistemas de prevención, diagnóstico y terapias de las enfermedades neurodegenerativas, y al que pertenecen más de 500 científicos procedentes tanto de universidades, como de hospitales y el CSIC.

El libro, cuyo título en inglés es Toxicity and Autophagy in Neurodegenerative Disorders, ofrece un exhaustivo análisis de diferentes aspectos de la autofagia y su relación con enfermedades neurodegenerativas. “Pretendemos dar una visión completa de aquellos factores medioambientales que producen toxicidad en las neuronas y relacionarlos con los mecanismos de inducción de autofagia. En concreto, cómo una desregulación en esta maquinaria celular puede acelerar el proceso de enfermedades neurodegenerativas”, anuncia el investigador José Manuel Fuentes. Son 13 capítulos dedicados a divulgar los mecanismos esenciales de autofagia, evaluar dichos procesos en las enfermedades de Parkinson, Alzheimer, Huntington y Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), y observar los principales mecanismos de neurotoxicidad implicados en estas patologías.

Así, han contribuido en esta publicación expertos de reconocido prestigio de España, Portugal, Italia, Chile y Estados Unidos, entre otros. Muchos de los científicos españoles que han colaborado en el libro, entre ellos los investigadores del grupo PARK, forman parte de CIBERNED, centro de referencia internacional en investigación de enfermedades neurodegenerativas.

Mecanismo de autofagia

¿Y qué es la autofagia? “Originalmente, se llamó autofagia al mecanismo celular que permitía a la célula autodigerirse parcialmente cuando tenía déficit nutricional y producir así energía”, explica Fuentes. Posteriormente, se descubrió otra importante función de este mecanismo, la eliminación del interior de la célula de todos aquellos contenidos celulares alterados, ya sean biomoléculas (como proteínas), e incluso orgánulos celulares como mitocondrias que se encuentren dañados. “El correcto reciclaje de estas moléculas u orgánulos constituye un mecanismo esencial para la supervivencia de la célula. Si la autofagia se encuentra alterada o hay una cantidad muy importante de tóxicos, la célula no es capaz de eliminar estos desechos”, añade el experto de la UEx.

“Algunas de las principales enfermedades neurodegenerativas tienen las mismas características, y es que encontramos agregados proteicos intracelulares, como en el caso del Parkinson, o extracelulares, en la enfermedad de Alzheimer, que por una razón u otra no han sido eliminados de las células. Si nos referimos a la enfermedad de Parkinson, la controversia en la comunidad científica es determinar si esos agregados proteicos son los responsables de que la célula se muera o es una prueba de que la célula ha sobrevivido”, matiza José Manuel Fuentes.

Estudiar qué papel desempeña la autofagia para la supervivencia de la neurona frente a un estrés tóxico, y analizar si este mecanismo de autofagia se puede modificar para que sea más eficiente son los retos de investigación científica que afrontan José Manuel Fuentes y su equipo en el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular y Genética en la Facultad de Enfermería en Cáceres.

Referencia bibliográfica:

Fuentes, J. M. (Ed.). (2015). Toxicity and Autophagy in Neurodegenerative Disorders (Vol. 9). Springer.

A %d blogueros les gusta esto: