Identificadas 7 especies de mosquitos “residentes” en Badajoz

De las  3.539 especies de mosquitos que habitan en el mundo, 7 de ellas han sido identificadas en Badajoz y sus proximidades. En un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Extremadura, desde 2009 a 2011 han sido localizados representantes de los géneros AnophelesCulisetaOchlerotatus y Culexen un radio de 5 kilometros desde el centro de la ciudad de Badajoz. Hasta la fecha, la principal amenaza sanitaria de estas especies está relacionada con las molestias que causan sus picaduras, ya que son muy raros los casos de enfermedades graves trasmitidas por estos mosquitos en la región extremeña, sin olvidar que hasta hace unas décadas el paludismo era endémico de muchas zonas de Extremadura.

Los mosquitos constituyen el grupo más importante de artrópodos si tenemos en cuenta su capacidad para transmitir enfermedades a los humanos. La picadura del mosquito puede provocar infecciones secundarias en la piel, además de producir reacciones alérgicas de diverso tipo al reaccionar el organismo frente a las proteínas presentes en la saliva del mosquito. No obstante, la principal amenaza de la picadura del mosquito viene dada por la capacidad para transmitir diversos agentes patógenos causantes de enfermedades graves: virus, protozoos y nemátodos, además de algunas bacterias.

Mosquitos de Badajoz

Mosquito común. Autor: Mario J. Perianes

Mosquito común. Autor: Mario J. Perianes

Son 7 las especies localizadas en las proximidades de Badajoz: Anopheles atroparvusAnopheles claviger,Culiseta annulata, Ochlerotatus caspius, Ochlerotatus detritusCulex pipiens y Culex theileri. No todos estos mosquitos son igual de molestos para los humanos ya que las diferentes especies tienen distintas características biológicas, que los hacen más o menos molestos. De este modo, son antropofílicas si se alimentan a expensas de humanos y zoofílicas si lo hacen en exclusiva de animales. Existen especies que entran en las casas para alimentarse –endofágicas- frente a las que solo se alimentan en el exterior -exofágicas- y, por último, hay hembras endofílicas que permanecen dentro de las casas para hacer la digestión y completar el desarrollo de sus huevos, frente a las exofílicas que lo hacen fuera de las viviendas. Además, algunas hembras pican de día mientras que otras lo hacen al atardecer y por la noche.

Pérez Bote destaca que las especies antropofílicas, endofágicas y endofílicas son las más molestas. De los 7 géneros que se encuentran en Badajoz, y de acuerdo con sus características biológicas, los más agresivos son Culex pipiens, conocido como mosquito común, es fuertemente endofílico y pica activamente a los humanos durante la noche, siendo uno de sus principales hábitats de cría los arrozales, y Ochlerotatus, que suelen picar durante el día y en el exterior, especialmente cuando se invaden sus zonas de puesta.

¿Por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras?

Naciemiento de un mosquito. Autor: Mario J.  Perianes

Naciemiento de un mosquito. Autor: Mario J. Perianes

“La picadura de los mosquitos a los hombres tiene que ver con los hábitos alimenticios de las hembras, que necesitan sangre para iniciar el desarrollo de sus huevos”, aclara el investigador de la UEx, José Luis Pérez Bote. El hecho de que los mosquitos piquen más a unas personas que a otras tiene que ver con el comportamiento de búsqueda del hospedador por parte de las hembras. El investigador señala las tres causas que influyen en la atracción del mosquito. En primer lugar, los mosquitos son atraídos por el calor y la humedad corporal, circunstancia por la que suelen picar frecuentemente a personas que practican deportes en el exterior. En segundo lugar, los objetos oscuros y en movimiento les atraen especialmente, y por ello se recomienda el uso de ropa clara en verano. Los mosquitos buscan, además, los contrastes de luz, más que esta en sí.

Por último, las sustancias químicas volátiles que todos producimos son, sin duda, la fuente de atracción más importante para los mosquitos. Entre ellas, destacan sobre todo el dióxido de carbono -el CO2- que producimos al respirar y que orienta a los mosquitos por la noche, así como el ácido láctico y la feromona octenol. A estos elementos se les suma una serie de ácidos grados generados por las bacterias de la piel que, en conjunto, forman un coctel químico especialmente atrayente. La producción de estas sustancias, cuyo número puede ser de hasta 400, varía en cada persona, razón por la cual algunas son más susceptibles de ser picadas que otras.

El papel del sudor es crucial en la atracción de los mosquitos. El sudor fresco tiene un pH de 5.5, debido a la secreción de ácido láctico. A medida que pasa el tiempo las bacterias de la piel van produciendo amonio, elevando el pH hasta 8. Se ha comprobado que algunas especies del género Anopheles tienen preferencia por pH básico. En resumen, para eludir las  picaduras de mosquitos hay que evitar que los mosquitos accedan a nuestros hogares, vestir ropa clara, mantener la piel limpia y no frecuentar las zonas de puesta, que siempre están en el agua, especialmente al atardecer y durante la noche.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: