Publicado el tercer volumen de la guía práctica Claves de Derecho Ambiental por el profesor de la UEx Pedro Brufao

Pedro Brufao En el ámbito del Derecho Ambiental uno de los retos a los que se enfrenta el jurista, el investigador o el estudiante es la abundancia y dispersión de la normativa. Con la finalidad de facilitar su consulta, los profesores José Eugenio Soriano García,  director del departamento de Derecho Administrativo de la Facultad de Derecho de Universidad Complutense y Pedro Brufao Curiel, catedrático de Escuela Universitaria y profesor de Derecho Administrativo en la Universidad de Extremadura, acaban de publicar el tercer volumen de la obra Claves de Derecho Ambiental, que completa así esta guía de carácter práctico publicada por la editorial IUSTEL.

La obra sintetiza las principales normas, leyes, tratados internacionales y jurisprudencia en este campo, de interés para juristas pero también para técnicos, ingenieros, gestores, periodistas, estudiantes u opositores. La guía comprende igualmente una bibliografía básica con las cuestiones principales de derecho medioambiental porque su dispersión normativa dificulta su consulta específica. “Hemos huido del lenguaje excesivamente técnico y jurídico, de manera que pueda ser de utilidad tanto para un investigador, un ingeniero de caminos, un técnico forestal o un opositor”, ha explicado el profesor Pedro Brufao. “Está concebida como una guía de consulta de las normas imprescindibles y de lo que los tribunales han dicho sobre estas disposiciones y su aplicación concreta”, ha añadido el autor.

Los dos primeros volúmenes hacen referencia a la legislación especial sobre aguas, minas régimen forestal, litoral, vertidos, residuos, entre otros. Y el tercer volumen abarca las normas administrativas que regulan los aspectos sectoriales y, “cuestiones que se apartan de la pura norma y que tienen su origen en la administración, como cuestiones civiles, delitos ecológicos, jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, certificación ambiental, comercio, todo muy orientado también a las necesidades de la empresa”, ha matizado Brufao.

El derecho de medio ambiente evoluciona y se adapta al progreso e innovación, “pero pasa mucho tiempo todavía desde que los investigadores reúnen la certeza científica suficiente sobre un área de estudio hasta que ésta se plasma en una norma jurídica. Por ejemplo, en el desarrollo y legislación de las mejores técnicas disponibles en los distintos sectores industriales, los efectos de la urbanización del litoral, la sobrepesca en los mares, la exclusión de contaminantes suele pasar bastante tiempo”. Hay proyectos europeos que han surgido para acortar esta fase y que tanto la actividad legislativa como administrativa se adapte a los avances de ciencia. “Para ello, es necesario una mayor colaboración entre los servicios de difusión científica, los organismos de investigación y la administración pública para favorecer la transmisión de conocimiento entre el ámbito científico y publico”, ha concluido el profesor de la UEx.

 

Anuncios

La UEx inicia estudios para la creación de biopesticidas a partir de lactosuero

El Grupo Calidad y Microbiología de los Alimentos de la Universidad de Extremadura, Camiali, coordinado por la investigadora María de Guía Córdoba, ha puesto en marcha una nueva línea de trabajo para la creación de pesticidas naturales, biopesticidas, a partir de los residuos generados en la fabricación de productos lácteos. Como subraya la coordinadora de Camiali ya se han realizado con éxito las primeras pruebas in vitro en laboratorio. Con estos estudios se pretende ofrecer nuevos usos como biocida a un subproducto generado sobre todo en la fabricación de quesos.

Aunque en la actualidad este compuesto, el lactosuero, se aprovecha tanto en la industria alimentaria, como en la farmacéutica y cosmética, una parte importante es desechada por la industria quesera. Debido a su alta capacidad contaminante, su vertido al entorno tiene  una importante repercusión negativa. Es por esa razón por la que desde este equipo ubicado en la Escuela de Ingenierías Agrarias de la UEx se estudian nuevas posibilidades y aplicaciones de este residuo para el control de enfermedades en plantas, especialmente algunas producidas por mohos y bacterias.

Según explica la experta en análisis microbiológicos de la UEx, aunque es cierto que estas investigaciones son aún muy incipientes, “hemos podido constatar que estos biocidas naturales, obtenidos a partir de lactosuero de quesería, poseen una buena capacidad inhibitoria sobre los patógenos vegetales que se encuentran en las plantas”.

En una fase más avanzada, y una vez culminen las investigaciones,  se prevé liofilizar el producto, esto es, deshidratar el compuesto para mantener su calidad  y ofrecerlo al mercado como alternativa sostenible e inocua.

Degradar los pesticidas químicos

Otra nueva línea en la que en este momento se encuentra inmerso este Grupo es la obtención de microorganismos capaces de degradar o erradicar los efectos negativos de los pesticidas químicos. Desde Camiali se están realizando estudios que buscan agentes capaces de eliminar posibles residuos de esos biocidas de síntesis “que hubieran podido llegar a alimentos o aguas de vertido de las industrias agroalimentarias”. Según explica esta investigadora, “esto serviría para erradicar un gran problema presente en la industria agroalimentaria”.

Los pesticidas de síntesis son compuestos ampliamente utilizados en el control de malas hierbas, insectos, hongos y otras pestes de cultivos vegetales. Y, a pesar de sus ventajas se torna necesario un adecuado control de su utilización, para evitar que lleguen a los alimentos o a las aguas de bebida, ya que pueden ser tóxicos para el hombre incluso a concentraciones muy bajas.

Esta investigación se enmarca dentro de la iniciativa del Campus de Excelencia Internacional (CEI) HIDRANATURA, sobre Gestión Eficiente de Recursos Hidronaturales. HIDRANATURA, tiene la vocación de situar a la Universidad de Extremadura entre las mejores universidades de Europa en el plazo de cinco años. Trabajos como este contribuyen a la consolidación de una investigación científica excelente y multidisciplinar en el ámbito del agua y crea alianzas estratégicas para conseguir la excelencia y relevancia internacional.

A %d blogueros les gusta esto: